Consumo de tabaco en médicos residentes de hospitales escuela posterior al Decreto 74-2008: Estudio descriptivo transversal realizado en los hospitales General San Juan de Dios, Guatemala, Roosevelt, General de Enfermedades, General de Ginecología y Obstetricia, Juan José Arévalo Bermejo de la zona 6 del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social -IGSS-, Regional de Occidente San Juan de Dios, Nacional de Cuilapa y Regional de Escuintla junio-julio 2014.

El tabaquismo se define como el consumo crónico de tabaco y la adicción provocada por los componentes activos, principalmente la nicotina, lo que conduce a una dependencia física y psicológica, y es uno de los factores más importantes para el desarrollo de enfermedad cardiovascular, siendo la princi...

Full description

Main Authors: Rayo Pérez, José Gabriel, Alvarado Castillo, Ana Lucía, Cifuentes Pérez, Denis Jorge de Jesús
Format: Tesis
Language: Español
Published: 2014
Subjects:
Online Access: http://www.repositorio.usac.edu.gt/1501/
http://www.repositorio.usac.edu.gt/1501/1/05_9444.pdf
Summary: El tabaquismo se define como el consumo crónico de tabaco y la adicción provocada por los componentes activos, principalmente la nicotina, lo que conduce a una dependencia física y psicológica, y es uno de los factores más importantes para el desarrollo de enfermedad cardiovascular, siendo la principal causa de muerte prevenible en el mundo. Actualmente el tabaquismo se considera como una epidemia que constituye un problema mundial por las graves consecuencias para la salud pública y según el estudio Framingham, los fumadores tienen mayor mortalidad cardiovascular que los no fumadores y mayor riesgo de sufrir eventos cardiovasculares, tales como infarto agudo al miocardio, muerte súbita y presentar mayor incidencia de hipertensión arterial. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Informe Epidemiológico Mundial del Tabaco 2009, el 26.8% de la población mundial es fumadora. Según datos del Atlas Mundial del Tabaco 2011, Guatemala consume en promedio 325 cigarros por habitante por año, equivalente a un consumo de 4,654 millones de cigarrillos por año en el país, a un costo de compra de 3,490 millones de quetzales anuales.