Epidemiología de la enfermedad ojo de gallo del café (Coffea arabica) causada por el hongo Mycena citricolor Berk. & Curt. en el área centro occidental de Guatemala, C.A.

La presente investigación se realizó en el centro occidental de Guatemala, su principal objetivo consistió en estudiar la epidemiología de ojo de gallo, para el efecto se establecieron diez parcelas de monitoreo de la enfermedad, distribuidas en tres estratos altitudinales comprendidos entre 500 a 1...

Full description

Main Author: Pacheco Sapón, Alex Rubén Francisco
Format: Tesis
Language: Español
Published: 2012
Subjects:
Online Access: http://www.repositorio.usac.edu.gt/6507/
http://www.repositorio.usac.edu.gt/6507/1/ALEX%20RUB%C3%89N%20FRANCISCO%20PACHECO%20SAPON.pdf
Summary: La presente investigación se realizó en el centro occidental de Guatemala, su principal objetivo consistió en estudiar la epidemiología de ojo de gallo, para el efecto se establecieron diez parcelas de monitoreo de la enfermedad, distribuidas en tres estratos altitudinales comprendidos entre 500 a 1700 m, en fincas de producción de café en los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Suchitepéquez, Chimaltenango y Escuintla. En cada localidad se delimitaron 192 plantas (8 surcos x 24 plantas) en las cuales se realizaron lecturas de intensidad de ojo de gallo. También se marcaron 20 ramas en diez plantas de café donde se cuantificó el número de hojas, hojas nuevas y hojas con síntomas de la enfermedad. Las lecturas se realizaron a cada 30 días por espacio de dos años (2009 – 2010). En estas visitas se recolectaron hojas de café provenientes de la planta y hojas de café que se encontraban en el suelo, las cuales presentaban síntomas de la enfermedad; en estas se cuantificó número de gemas y lesiones por hoja. A partir de esta información se realizó análisis temporal y espacial de la enfermedad con objetivo descriptivo. Información del manejo del cultivo y de la enfermedad se obtuvo a través de entrevistas y paso de boleta a los agricultores. Como resultado se pudo cuantificar que el ojo de gallo, se determinó en cafetales ubicados a más de 1000 m de altitud, y que estos son los más afectados. Por el método de plantas enfermas en esa altitud se cuantificó incidencia de 100% y mínima de 5.02%, severidad entre 1.14% a 76.56% y patrón de dispersión uniforme principalmente. En el método de rama, se cuantificó máximo de 76.25% y mínimo de 0% de incidencia, para el mismo estrato. Alrededor de 1000 m la enfermedad fue menor con máximo de 59% de incidencia y 13.33% de severidad con muestreo de plantas y 14.48% como máximo de incidencia por el método de ramas. En café situado en altitud inferior a 700 m se cuantificó máximo de 52% de incidencia y 10.20% de severidad en plantas, y 5.61% de incidencia en ramas de café. En altitud menor a 1000 m el patrón de la enfermedad fue aleatorio y agregado. En el ciclo patológico de ojo de gallo en café en el campo, se encontraron dos tipos de reproducción del hongo. La fase teleomórfica que es un basidiocarpo amarillo, diminuto, de consistencia suave y mucilaginosa; es esporádica y no es importante en el ciclo de la enfermedad. La fase anamórfica involucra gemas responsables de ocasionar infecciones y posterior aparecimiento de lesiones. Se encontraron 254 gemas como máximo en el haz de una hoja de café y 68 gemas en el envés. La importancia de esta enfermedad se centra en localidades a más de 1000 m donde se encuentran cultivadas las variedades de café: Catuaí, Caturra, Bourbón y Catimor enlistadas en orden de uso. Éstas no tienen resistencia a Mycena citricolor y Catimor es más susceptible. En altitudes menores de 1000 m se cultiva Caturra, Catuaí y Catimor con menos daños. En relación al clima, en época seca el inóculo residual o primario es importante y en la lluviosa se presenta el inóculo secundario y ocurre la epidemia. En altitud superior a 1000 m, la precipitación oscila entre 2000 a 5000 mm/año, prolongados periodos de mojado foliar, humedad relativa superior a 80% y temperatura en torno de 20°C, ambiente favorable para la multiplicación del hongo e incremento de la intensidad de enfermedad. En cuanto al manejo agronómico del café, con énfasis a las fincas ubicadas arriba de 1000 m de altitud, se determinó altas densidades de siembra que propician ambiente húmedo, poca ventilación, mayor número de horas de mojado foliar de los cafetales, mal manejo de tejidos enfermos que favorece la epidemia de ojo de gallo. En relación a las prácticas de control químico, los agricultores realizan dos a tres aplicaciones de fungicidas durante el año con enfoque curativo, en la mayoría de ocasiones es tardía y aislada que resulta ineficaz y no influye en el manejo de la enfermedad.