Retos en la evaluación de recursos hídricos en cuencas pobremente aforadas, la situación de Nicaragua y Centroamérica

Las cuencas no aforadas son aquellas que no cuentan con registros hidrometeorológicos. Las cuencas pobremente aforadas son las que cuentan con dichos registros, pero de forma incompleta. La mayoría de las cuencas en Centroamérica no son aforadas o están pobremente aforadas. Esto limita la capacidad...

Full description

Main Author: Calderón Palma, Heyddy
Format: Artículo
Language: Español
Español
Español
Published: PhD Calderón Palma, Heyddy Loredana 2016
Subjects:
Online Access: http://repositorio.unan.edu.ni/2642/
http://repositorio.unan.edu.ni/2642/13/cover_issue_3_es_ES.png
http://repositorio.unan.edu.ni/2642/1/1053.pdf
http://repositorio.unan.edu.ni/2642/8/88x31_cc.png
Summary: Las cuencas no aforadas son aquellas que no cuentan con registros hidrometeorológicos. Las cuencas pobremente aforadas son las que cuentan con dichos registros, pero de forma incompleta. La mayoría de las cuencas en Centroamérica no son aforadas o están pobremente aforadas. Esto limita la capacidad de predecir el comportamiento hidrológico de las cuencas y la capacidad de toma de decisiones en materia de gestión de agua. Los países en desarrollo sufren significativamente los impactos del cambio en el clima y el uso del suelo, y además son las regiones con menos datos hidrológicos y menos redes de monitoreo. Esta combinación lleva a la depredación de los recursos hídricos y a la degradación de los ecosistemas. En Centroamérica, la investigación hidrológica y la evaluación de los recursos hídricos es obstaculizada por la falta de recursos humanos y financieros. El enfoque general para estudios de cuencas enfatiza el manejo forestal y de suelo mientras pocos recursos son destinados al análisis de los sistemas hídricos. La vulnerabilidad de la región ante los eventos climáticos extremos enfatiza la necesidad de que la gestión de recursos hídricos en Centroamérica debe evolucionar de ser una respuesta inmediata a una crisis hacia la planificación y el monitoreo de largo plazo. Los estudios hidrológicos de largo plazo son necesarios, no sólo por razones científicas; sino también para el beneficio socio-económico y ambiental derivado de la gestión apropiada del agua basada en el conocimiento hidrológico