Actitudes de la población general en Costa Rica hacia las Personas Mayores como aprendices y usarias TIC

Se sabe que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) tienen el potencial de apoyar el envejecimiento saludable en términos de construcción y mantenimiento de la capacidad funcional y la resiliencia (Castro Rojas et al., 2016). También pueden contribuir a revertir, detener o ralentiz...

Full description

Main Authors: Castro-Rojas, María Dolores, Smith-Castro, Vanessa
Format: Otro
Language: Español
Published: UCR, VIII Congreso Iberoamericano de Programas Educativos para Personas Adultas Mayores: “Desafíos y oportunidades de la educación para mayores ante las transformaciones derivadas de la pandemia”. 2023
Subjects:
Online Access: http://hdl.handle.net/11056/26507
Summary: Se sabe que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) tienen el potencial de apoyar el envejecimiento saludable en términos de construcción y mantenimiento de la capacidad funcional y la resiliencia (Castro Rojas et al., 2016). También pueden contribuir a revertir, detener o ralentizar el deterioro de la capacidad funcional y compensar su pérdida (OMS, 2015). Sin embargo, en Costa Rica el grupo de personas mayores de 65 años presentan la brecha digital es la más grande y la más constante en el periodo entre 2010 y 2017 (PROSIC, 2018). Esta brecha se ha hecho todavía más evidente a raíz de la crisis sanitaria que estamos viviendo por la pandemia por COVID-19 (Castro-Rojas, 2020). En Costa Rica se pueden identificar varios factores básicos que dificultan el aprendizaje sobre las TIC y su uso en la vida cotidiana por parte de las Personas Adultas Mayores, entre ellos destaca apoyo inadecuado o falta de apoyo por parte de familiares y amistades para el aprendizaje de las TIC (PROSIC, 2010). También se ha identificado que las dificultades en el aprendizaje TIC se relacionan con la falta de experiencia previa con TIC, miedo y vergüenza asociados con el proceso de aprendizaje y restricciones para recibir apoyo individual por parte de familiares, amigos y docentes para aprender a usar las TIC (Castro-Rojas, 2018a; Castro-Rojas, et al., 2016, 2018; Coto, et al., 2017). Las Personas Mayores señalan que el miedo y la vergüenza, así como la falta de apoyo social durante el aprendizaje, se relaciona con actitudes y estereotipos negativos sobre las personas mayores y sus capacidades para aprender y usar las TIC. Esta ponencia forma parte de los resultados del proyecto de investigación “Construyendo oportunidades de aprendizaje de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para población adulta mayor: representaciones sociales, actitudes, estereotipos y prácticas alrededor del uso de las TIC por parte de personas mayores” que desarrolla el Instituto de Investigaciones Psicológicas de la Universidad de Costa Rica financiado desde el año 2020 con fondos semilla por la Vicerrectoría de Investigación de dicha casa de Estudios. El proyecto busca analizar las actitudes y las prácticas de diversos grupos sociales en torno a las personas mayores como aprendices TIC para generar pautas orientadoras que fomenten la creación de estrategias de apoyo que faciliten el aprendizaje de estas tecnologías en población adulta mayor, partiendo de la premisa de que las oportunidades de aprendizaje de las TIC deben incluir el conjunto social en el cual ocurre ese aprendizaje: familiares, cuidadores, docentes e instituciones Para contribuir a alcanzar estos objetivos se creó una medida estandarizada para evaluar las actitudes de la población adulta alrededor del uso y aprendizaje de TIC por parte de Personas Adultas Mayores (PAM). Contar con una medida de este tipo permite identificar las actitudes presentes en la población y en el futuro orientar acciones para promover actitudes positivas hacia las PAM como aprendices TIC. En ese sentido, se sabe que las actitudes sociales se pueden entender como disposiciones a reaccionar de forma favorable o desfavorable hacia un objeto, un evento o una experiencia social o personal (Eagly & Chaiken 1993). La investigación actual se concentra en estudiar las actitudes como juicios evaluativos o valorativos sobre un objeto actitudinal en particular. Las actitudes son siempre sobre algo o alguien, de tal manera que es común estudiar las actitudes referidas a aspectos específicos de la experiencia subjetiva y social de las personas (actitudes hacia la conservación del medio ambiente, actitudes hacia el matrimonio gay, actitudes hacia los adultos mayores, otros). En la presente investigación se utilizó el método de autorreporte mediante una escala de actitudes las cuales consisten en una serie de frases que expresan un amplio espectro de juicios y valoraciones sobre un objeto social (en este caso las personas mayores como aprendices TIC), que son evaluadas por los y las participantes en términos de su nivel de acuerdo o desacuerdo con las mismas (Likert, 1932). Las respuestas a estas frases o ítems se promedian con el fin conocer el nivel de favorabilidad o aprobación del uso de las TIC por parte de personas mayores, así como otros aspectos relevantes asociados a las percepciones y creencias sobre la población que esperamos arrojen luz sobre los aspectos psicosociales que favorecen o impiden el uso de dichas tecnologías por parte de este grupo poblacional. La escala diseñada se denomina “Actitudes hacia las Personas Mayores como aprendices y usuarias TIC” y se compone de seis factores o dimensiones que ayudan a comprender las actitudes hacia las personas mayores como aprendices y usuarias TIC: 1) Beneficios del uso de TIC para PAM, 2) Cualidades de las PAM en la interacción con TIC, 3) Reconocimiento de la exclusión digital de las PAM, 4) Incapacidad de las PAM para aprender y usar TIC, 5) Apoyo familiar para el aprendizaje y uso de TIC y 6) Capacidades de las PAM para el aprendizaje y uso de TIC. En esta ponencia se muestran los resultados obtenidos con 196 personas adultas con edades entre los 18 y 85 años, quienes completaron la escala en línea durante los meses de agosto y setiembre de 2021. Además de la escala construida se incluyeron preguntas sobre datos sociodemográficos, tenencia, acceso y uso de TIC, y dos escalas de actitudes generales hacia los personas adultas mayores: la escala de “Actitudes hacia las personas mayores’’ (Kiliç y Adibelli, 2011) que mide valoraciones positivas y negativas hacia las personas mayores y la escala de “Calidez y habilidad” (Fiske et al. 2002, Smith y Pérez, 2007) que mide la atribución de adjetivos en dos dimensiones estereotípicas a) la “calidez”, que refiere a la asignación de características positivas como cordialidad, sinceridad, simpatía y amistad y b) “habilidad” la cual describe la capacidad y el poder que se le atribuye a los grupos y a sus miembros para llevar a cabo tales intenciones. Los resultados se detallan para cada uno de los seis factores de la escala y sus relaciones entre sí y con las otras dos escalas utilizadas en el estudio. Con base en los resultados se reflexiona sobre aspectos por considerar a la hora de diseñar e implementar oportunidades de aprendizaje de las TIC más integrales que incluyan el rol que las sociedades deben asumir para lograr la inclusión digital de las personas mayores.