Importación de plaguicidas y peligros en salud en América Central durante el periodo 2005 - 2009

Se analizaron datos de importación de plaguicidas agrícolas en América Central, para el quinquenio 2005-2009 para el monitoreo de peligros en salud. La metodología usada ya fue publicada para el análisis del quinquenio 2000-2004 (Bravo et al., 2011). Durante este segundo quinquenio, se importaron 35...

Full description

Main Authors: Berrocal Montero, Silvia Elena, Ramírez-Muñoz, Fernando, Cruz Malavassi, Elba de la, Bravo Durán, Virya, Canto Mai, Nonato, Tatis Ramírez, Anabel, Mejía Merino, Winston, Rodríguez Altamirano, Teresa
Format: Artículo
Language: Español
Published: Universidad Nacional, Costa Rica 2021
Subjects:
Online Access: http://hdl.handle.net/11056/22235
https://doi.org/10.15359/ru.29-2.6
Summary: Se analizaron datos de importación de plaguicidas agrícolas en América Central, para el quinquenio 2005-2009 para el monitoreo de peligros en salud. La metodología usada ya fue publicada para el análisis del quinquenio 2000-2004 (Bravo et al., 2011). Durante este segundo quinquenio, se importaron 353 ingredientes activos (ia), en una cantidad promedio anual de 39 000 ton ia. Catorce ia se importaron en cantidades ≥ 2 000 ton ia y representaron el 77% de la importación. Las acciones biocidas más usadas fueron los fungicidas y los herbicidas. En estas acciones, los grupos químicos más importados fueron los ditiocarbamatos y los fenoxiácidos, las fosfonoglicinas y los bipiridilos, respectivamente. La cantidad importada de plaguicidas peligrosos correspondió en un 27% a ia con toxicidad aguda alta a extrema, 35% con 2 o más efectos tópicos de moderados a severos y 47% con 4 o más efectos crónicos. Los plaguicidas regulados internacionalmente corresponden al 19% del total importado. Guatemala fue el país que más plaguicidas importó y Costa Rica continuó liderando indicadores como: kg i.a./habitante, kg i.a./habitante rural, kg ia/trabajador agrícola, kg ia/ha agrícola. Los datos indicaron que las poblaciones en América Central continúan expuestas a peligros de salud por los plaguicidas importados.