Caracterización de zonas potenciales de Recarga Hídrica en la microcuenca Las Canoas, municipio de San Pedro del Norte y Cinco Pinos, Chinandega, 2019

Este documento se enfoca principalmente en caracterización de zonas potenciales de recarga hídrica, de la microcuenca Las Canoas, ubicado entre el municipio de Cinco Pinos y San Pedro del Norte, departamento de Chinandega. La metodología utilizada fue la propuesta por Matus (2007), la cual consit...

Full description

Main Authors: Mercado Gutiérrez, Roberto Santiago, Molina Oviedo, Osmín Bladimir
Format: Tesis
Language: Español
Published: 2021
Subjects:
Online Access: http://repositorio.una.edu.ni/4480/
Summary: Este documento se enfoca principalmente en caracterización de zonas potenciales de recarga hídrica, de la microcuenca Las Canoas, ubicado entre el municipio de Cinco Pinos y San Pedro del Norte, departamento de Chinandega. La metodología utilizada fue la propuesta por Matus (2007), la cual consitió en evaluar cinco elementos: Pendiente, tipo de suelo, tipo de roca, uso actual del suelo y cobertura vegetal permanente. La información recolectada indica, que un 68.76% del área total de la microcuenca, posee un microrelieve ondulado/cóncavo, con una posibilidad de recarga moderada. La microcuenca está dividida en 3 tipos de suelos: inceptisoles, entisoles y vertisoles, de los cuales predominan los inceptisoles con un 49.16% del área total, seguido por entisoles con un 44.29% y por último vertisoles con 4.79%; se clasificaron en cuatro subgrupos taxonómicos: Litic y Tipic Ustorthents, Tipic Haplusterts y Litic Haplustepts. Respecto al tipo de roca se encontraron dos formaciones, Matagalpa con 80.42% del área y Margenes del Batolito de Dipilto con 19.58%. En cuanto a la cobertura vegetal permanente, el rango sobresaliente es el menor al 30%, con una posibilidad de recarga muy baja. El uso de suelo actual predominante es el agropecuario con un 29.17% con respecto al área total. En conclusión, la posibilidad de recarga hídrica que prevalece en la cuenca es la moderada, con un porcentaje de área de 37.48% y la baja, con un 32.21%, ocupando, entre ambos rangos, el 70.69% del área total de la microcuenca, presentando mayor vulnerabiidad, precisando un mejor manejo por medio de obras de conservación de suelos y agua, reforestación, asistencia ambiental y prácticas amigables con el medio ambiente.