Determinación de metales pesados en agua y sedimentos del Rio San Juan y sus principales tributarios Nicaragua

El primer período de muestreo de este estudio se llevó a cabo en el mes de julio de 1992 en agua y sedimento del río San Juan y en tres de sus principales afluentes ( ríos: Frío, Boca de San Carlos y Sarapiquí) en un recorrido de 175 km. aproximadamente comprendido entre su nacimiento en la ciudad...

Full description

Main Authors: Lacayo Membreño, Julio, Sarria Sacasa, Karla del Carmen
Format: Artículo de conferencia o taller
Language: Español
Español
Published: 1999
Subjects:
Online Access: http://repositorio.unan.edu.ni/2625/
http://repositorio.unan.edu.ni/2625/12/2625.pdf
http://repositorio.unan.edu.ni/2625/7/cc.jpg
Summary: El primer período de muestreo de este estudio se llevó a cabo en el mes de julio de 1992 en agua y sedimento del río San Juan y en tres de sus principales afluentes ( ríos: Frío, Boca de San Carlos y Sarapiquí) en un recorrido de 175 km. aproximadamente comprendido entre su nacimiento en la ciudad de San Carlos hasta el Delta del río San Juan. En el segundo período de muestreo realizado en septiembre de 1993, se incluyeron 15 puntos de muestreo adicionales a los siete primeros, con el propósito de tener un mayor conocimiento de los niveles de metales pesados en el área de estudio. En la desembocadura de San Carlos y Sarapiquí-La Ceiba, en el primer período de muestreo, se detectaron, en los sedimentos superficiales, concentraciones ligeramente altas, con respecto a los otros puntos de muestreo, de plomo, cromo y cobre de 42.47, 66.20, 77.86 mgk.g -1 y 19.82, 81.32, 57.79 mg.kg -1 respectivamente. En río Medio Queso (segundo período de muestreo) se encontró una concentración de cromo de 72.86 mg.kg -1 y de cobre en el río Bartola - río San Juan de 51.25 mg.kg -1, ambas concentraciones son medianamente altas respecto a los valores detectados en otras estaciones de muestreo. En el caso de las concentraciones en agua de estos metales pesados en las diferentes estaciones de muestreo, éstas se encuentran dentro de los límites permisibles para aguas naturales y de consumo humano. Es probable que las concentraciones de metales en el sedimento del río San Juan y sus tributarios sean concentraciones naturales del área de estudio