Espacio y angustia en Cuentos de angustias y paisajes de Salazar Herrera

El tema de esta tesis es: Espacio y angustia en Cuentos de angustias y paisajes de Salazar Herrera, es decir que se analiza esta colección de cuentos del escritor costarricense Carlos Salazar Herrera, a partir del espacio y la angustia. Como corpus de investigación, se eligió el cuentario complet...

Full description

Main Author: Herrera Ávila, Tatiana
Other Authors: Chen Sham, Jorge
Format: tesis de maestría
Language: Español
Published: 2020
Subjects:
Online Access: http://hdl.handle.net/10669/80470
Summary: El tema de esta tesis es: Espacio y angustia en Cuentos de angustias y paisajes de Salazar Herrera, es decir que se analiza esta colección de cuentos del escritor costarricense Carlos Salazar Herrera, a partir del espacio y la angustia. Como corpus de investigación, se eligió el cuentario completo Cuentos de angustias y paisajes en la edición de El Bongo, de 1990, que cuenta con treinta cuentos, en la siguiente disposición: Por ello, se propone un primer objetivo general para determinar el espacio como eje narrativo de Cuentos de angustias y paisajes (1990), desde la narratología y la semiótica y un segundo para establecer una interrelación simbólica entre el espacio, en tanto eje narrativo, de Cuentos de angustias y paisajes (1990) y la angustia de sus personajes, partiendo de la semiótica y el psicoanálisis. Luego, se platea un primer objetivo específico para analizar los cuentos, a la luz de las nociones narratológicas de informante e indicio, según Roland Barthes, y la noción de figura, de Tzvetan Todorov; un segundo objetivo con el fin de establecer, en los cuentos, los alcances connotativos del espacio, a partir de Y. Lotman, en términos de la construcción textual del paisaje rural costarricense, mediante un análisis cartográfico y toposémico, y un tercer objetivo para determinar, en los cuentos, las implicaciones simbólicas del espacio, en tanto eje narrativo y su relación con la angustia a la luz de la semiótica de Ch. Pierce y el psicoanálisis, a partir de S. Freud y J. Lacan. Todo esto se lleva a cabo, tomando como herramientas teóricas varias categorías, algunas de las cuales ya he mencionado. Primero, la narratología barthesiana y sus conceptos estructuralistas de función, informante e indicio y catálisis fueron útiles para comprobar la dimensión del papel que el espacio ostenta en cada cuento estudiado. Seguidamente, con la noción de figura de Todorov se determinó que cada cuento es un texto figurado, mediante el espacio, y la clasificación de Keyser del texto literario sirvió para poder clasificar los cuentos como espaciales. Una vez hecho esto, se procedió a establecer cómo, en los cuentos, el espacio literario –en términos de Lotman– se construye y se connota como una cartografía del paisaje rural costarricense, siguiendo los lineamientos de Franco Moretti, y, para finalizar el análisis, se relacionó el espacio, ya entendido como eje narrativo de los cuentos, con las angustias de los personajes; es en esta amalgama donde se dialoga con Pierce, Jameson, Kierkegaard, Freud y Lacan. Se pudo concluir, así, que Cuentos de angustias y paisajes de Salazar Herrera es un cuentario espacial. Esto quiere decir que el espacio es el hilo conductor de los cuentos, o sea, en el espacio es donde cada cuento se anuda. El paisaje funciona como el punto desde el cual los textos se conforman y desde donde no sólo se construye una representación literaria del paisaje costarricense rural, sino que incluso, dichos paisajes entran en relación con los personajes, a menudo de forma conflictiva, lo que genera la angustia. Por ello, sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que el espacio es detonante de cada cuento.