Uso de la calculadora en la transición del pensamiento concreto al pensamiento semi-concreto y simbólico en la matemática de segundo y cuarto año de la enseñanza general básica.

Esta investigación pretende corroborar las hipótesis planteadas por diversos Investigadores que proponen la calculadora como un instrumento altamente valioso en la enseñanza de las matemáticas; no solo porque facilita el paso del pensamiento concreto hacia otros estadios más evolucionados, sino porq...

Full description

Main Authors: Peralta Monge, Teresita, Berty Jackson, Rolando, Buján Delgado, Víctor, Jiménez Carrillo, María de los Angeles
Format: informe
Language: Español
Published: IIMEC 2015
Subjects:
Online Access: http://repositorio.inie.ucr.ac.cr/handle/123456789/79
Summary: Esta investigación pretende corroborar las hipótesis planteadas por diversos Investigadores que proponen la calculadora como un instrumento altamente valioso en la enseñanza de las matemáticas; no solo porque facilita el paso del pensamiento concreto hacia otros estadios más evolucionados, sino porque le brinda a los niños otras ventajas como: perder menos tiempo en las operaciones y centrarse más en la resolución de problemas, promover el trabajo en grupo, crear actitudes positivas hacia las matemáticas, salirse de la rutina diaria de la clase e incursionar en técnicas más interesantes y participativas, reforzamiento de destrezas computacionales, simplificar la revisión del trabajo, etc. Se concluye que algunos aspectos son determinantes en los resultados obtenidos en las pruebas aplicadas a los estudiantes que participaron en la investigación, por ejemplo, el grado que cursaban y el tipo de institución a la que asistían (los de escuelas privadas tuvieron resultados más altos); asimismo, se mostró que las niñas tienen son más aventajadas en cuanto al razonamiento, en tanto que los niños lo son con respecto a la aritmética. Sobre el uso de la calculadora, se mostró que para el grupo que solo usó este instrumento los resultados fueron muy similares a los del grupo que solo usó material concreto; no obstante, para el grupo que usó una mezcla de ambos, los resultados fueron significativamente superiores, lo cual, parece indicar que en el paso hacia el pensamiento semi-concreto y simbólico, una combinación de las herramientas es lo idóneo. En cuanto a la actitud hacia las matemáticas, según este estudio, no pareciera que la calculadora ayude mucho a mejorar la concepción que los estudiantes tienen de la materia.