Estudio exploratorio de la realidad del matonismo escolar en el primer y segundo ciclo de algunas aulas costarricenses.

En esta investigación se llevó a cabo un estudio exploratorio que pretende identificar: a) la presencia o no del matonismo en estudiantes de primer y segundo ciclo de algunas escuelas del sistema escolar costarricense; b) identificar las características de presentación del mismo, c) identificar las...

Full description

Main Author: Cabezas Pizarro, Hannia
Format: informe
Language: Español
Published: INIE 2015
Subjects:
Online Access: http://repositorio.inie.ucr.ac.cr/handle/123456789/165
Summary: En esta investigación se llevó a cabo un estudio exploratorio que pretende identificar: a) la presencia o no del matonismo en estudiantes de primer y segundo ciclo de algunas escuelas del sistema escolar costarricense; b) identificar las características de presentación del mismo, c) identificar las características físicas y conductuales de quienes son víctimas del matonismo en la escuela y d) identificar las características físicas y conductuales de quienes victimizan a iguales. Se seleccionó una muestra intencional de niños y niñas que cursaban estudios de 3º a 6º grado en educación primaria, en escuelas públicas y privadas. Participaron 916 escolares (421 hombres y 456 mujeres) con rango de edad entre los 9 y 14 años. Se elaboró un cuestionario que permitió identificar tanto las características de los acosadores como de las víctimas, tomando en consideración los criterios internacionales para detectar este fenómeno. Los datos obtenidos se analizaron porcentualmente. Solo se utilizaron aquellos instrumentos debidamente llenos. El estudio permitió determinar las principales características que presentaban los victimarios, y las víctimas; los sitios en donde ocurría con mayor frecuencia la agresión; si el profesor se daba cuenta o no de lo que estaba sucediendo y los efectos que causó la agresión en las víctimas. Entre las conclusiones se mencionan las siguientes: El bullying es un fenómeno que también se encuentra presente en los escolares costarricenses. Los resultados obtenidos son comparables a estudios realizados en 25 países, en donde se encontró un rango de índices de agresión entre iguales que va del 3% en Suecia, hasta un 20% en Dinamarca, y como promedio el 10% de los estudiantes que agreden a sus iguales. El dato que se obtuvo en la muestra costarricense es una llamado de alerta para quienes tienen en sus manos la tarea de educar, ya que el indicador general obtenido es del 14.3% considerado un porcentaje alto, y debido a ello es que la detección temprana cobra relevancia, porque podría contribuir a disminuir las consecuencias devastadoras que tiene en los niños y las niñas escolares víctimas del maltrato de sus compañeros. Un 63% de los niños que arremetieron contra sus iguales manifestaron que nadie se dio cuenta de sus agresiones por lo que quedaron en la impunidad. El consentimiento es un factor agregado para fomentar la violencia en el aula, ya que contribuye al daño moral, baja autoestima, daño físico y psicológico de las víctimas; quienes son expuestas a sentimientos de vergüenza, temor, miedo, desolación que podrían contribuir a la deserción escolar.