Transporte de masa, momento angular y energia por la circulación meridional media durante la fase III del gate.

Se estudian en este trabajo los transportes de masa, momento angular, energía potencial y cinética y los flujos de calor sensible y latente por la circulación meridional media para diferentes sectores de la escala A durante la Fase III del GATE. Grandes diferencias fueron encontradas en el transport...

Full description

Main Author: Amador Astúa, Jorge Alberto
Format: artículo científico
Language: Español
Published: Revista Ciencia y Tecnología, 7 (1): 153-182, 1983 2012
Subjects:
Online Access: http://hdl.handle.net/10669/647
Summary: Se estudian en este trabajo los transportes de masa, momento angular, energía potencial y cinética y los flujos de calor sensible y latente por la circulación meridional media para diferentes sectores de la escala A durante la Fase III del GATE. Grandes diferencias fueron encontradas en el transporte de propiedades entre los diferentes sectores para este período. En el oeste del Atlántico una débil celda de circulación opuesta a la de Hadley parece ser el modo de circulación dominante durante este período en particular. A pesar de que este resultado es consistente con algunas características climatológicas de la región, existen aspectos al respecto que deben ser clarificados. En el resto del área investigada el flujo de masa es del tipo de la celda de Hadley, encontrándose los valores más intensos en la región continental africana. Lo anterior, sumado a valores altos en el transporte de momento y energía en la misma región permite soportar la idea de una temprana transición a la circulación general de invierno en el hemisferio norte y sugiere que la transición toma lugar en forma zonalmente asimétrica. En la región africana cerca de 10°Norte, donde se observaron ondas de propagación este-oeste (en especial en la baja tropósfera) existe una fuerte convergencia del flujo de momento angular, indicando un sumidero de momento angular de la circulación general y una posible fuente de momento para los disturbios ondulatorios en la región. El flujo de energía potencial determina la dirección del transporte de energía total en casi todas las regiones, lo cual, está de acuerdo con los resultados de Oort y Rassmusson (1970). El flujo de calor latente por su parte es de signo contrario al de energía potencial en todos los sectores. Lo anterior es consistente con el hecho de que los flujos de energía potencial y calor latente estén dominados respectivamente por las ramas superior e inferior de la celda de Hadley.