Determinación de compuestos en el aire producto de la combustión de materiales fósiles, en la Ciudad de Alajuela

La contaminación del aire proveniente de la actividad humana es tan vieja como nuestra habilidad de hacer fuego, se incrementó con la Revolución Industrial y ha venido creciendo con los años. La contaminación atmosférica se define como la presencia en el aire de toda materia o energía en cualquiera...

Full description

Main Author: Méndez Piedra, Jaime Andrés
Format: Otro
Language: Español
Published: Alajuela, Costa Rica 2018
Subjects:
Online Access: http://repositorio.utn.ac.cr/handle/123456789/139
Summary: La contaminación del aire proveniente de la actividad humana es tan vieja como nuestra habilidad de hacer fuego, se incrementó con la Revolución Industrial y ha venido creciendo con los años. La contaminación atmosférica se define como la presencia en el aire de toda materia o energía en cualquiera de sus estados físicos y formas, que al incorporarse o actuar en la atmósfera, altere o modifique su composición y condición natural (INE, 2000). De acuerdo con las leyes físicas, la contaminación se puede asimilar, transformar o eliminar, de tal modo que los sistemas permanecen en equilibrio. Sin embargo, en muchos casos las emisiones de grandes cantidades de sustancias a la atmósfera han rebasado la capacidad de equilibrio de este sistema, ocasionando con ello la alteración del ambiente natural (Kathryn et al; 2004 Según estudios realizados por Zaidett Barrientos Llosa, investigadora del Laboratorio de Ecología Urbana, Vicerrectoría de Investigación, UNED; dice que, si hablamos de la contaminación atmosférica, el 75% se debe al uso de combustibles. El aumento en la flota vehicular se presenta principalmente por un incremento en los vehículos de uso particular (Liao, 2008). La flota vehicular se considera la principal fuente de contaminación atmosférica pues genera 75% de la contaminación (Alfaro, 2001; MIDEPLAN,2008). La contaminación del aire a diferencia de otros problemas ambientales como la contaminación del suelo por sustancias tóxicas puede en muchos casos percibirse con facilidad, especialmente en los conglomerados urbanos. Sin embargo, más allá de ver el aire sucio, es necesario evaluar de manera cuantitativa su calidad, a través de la medición de los niveles en los que se presentan, tanto espacial como temporalmente, los contaminantes que tienen efectos sobre la salud. Los contaminantes del aire se han clasificado como contaminantes criterio y contaminantes no criterio. Los contaminantes criterios se han identificado como perjudiciales para la salud y el bienestar de los seres humanos. Se les llamó contaminantes criterio porque fueron objeto de evaluaciones publicadas en documentos de calidad del aire en los Estados Unidos (EEUU), con el objetivo de establecer niveles permisibles que protegieran la salud, el medio ambiente y el bienestar de la población. Actualmente el término “contaminantes criterio” ha sido adoptado en muchos países.