Participación de las mujeres mayangna en la toma de decisiones y su contribución a la economía familiar en los territorios mayangna Sauni As y Mayangna Sauni Bus Reserva de Biósfera Bosawas, 2001

Las comunidades Mayangnas de Nicaragua, están distribuidas en distintas regiones del país, por conflictos históricos sociales y culturales con otros pueblos de la región. Dentro de esta sociedad multiétnica, los indígenas Mayangna viven acorde con sus propia cultura, costumbre, lengua, creencia, rel...

Full description

Main Author: Erants, Saverio Antonio
Format: Tesis
Language: Español
Published: URACCAN 2002
Subjects:
Online Access: http://repositorio.uraccan.edu.ni/377/
http://repositorio.uraccan.edu.ni/377/1/Monograf%C3%ADa%20Saverio.pdf
Summary: Las comunidades Mayangnas de Nicaragua, están distribuidas en distintas regiones del país, por conflictos históricos sociales y culturales con otros pueblos de la región. Dentro de esta sociedad multiétnica, los indígenas Mayangna viven acorde con sus propia cultura, costumbre, lengua, creencia, religión y políticas organizativas. Comparten un territorio extenso con una población de aproximadamente, 18 mil habitantes a nivel del país. El pueblo indígena Mayangna se clasifica en tres variantes lingüísticas: Panamaka, Tuahka y Ulwa. Defieren en los aspectos geográfica, lingüística y fenotípicos según las relaciones contiguas que poseen. La ubicación de las comunidades Mayangnas puede comprobarse en el mapa 1 del anexo. En la reserva nacional Bosawas, hay seis territorios indígenas habitados por Mayangna y miskitos; de ellos, tres territorios pertenecen a la nación Mayangna Sauna as comprende Musawas y sus comunidades aledaña, Mayangna Sauni bu, el río Bocay y Amak Mayangna Sauni bas, Sikilta, única comunidad Mayangna en el municipio de Siuna. Fuera de esta reserva, hay otras comunidades mayangna. Los mayangna tiene sus propios formas organizativas por territorios tales como: MASAKU (Mayangna Sauni as kal uduhna) en Mayangna Sauni as ADEPCIMISUJIN (Asociación para el desarrollo y progreso de las comunidades Miskitas y Sumus de Jinotega) esta organización esta en fase de transformaciones de la junta directiva, en Mayangna Sauni Bu y SIMSKULT en Sikilta Siuna; también está la Fundación Tuahka en Wasakin por encima de todas estas organizaciones territoriales y comunales está SUKAWALA (Asociación Nacional de comunidades Mayangna). A pesar de que estas organizaciones tienen documentos legales, aún no existe una organización de mujeres con personería jurídica como las otras antes mencionadas. Sólo en Musawas hay una organización de mujeres denominadas OMMDES (Organización de Mujeres Mayangna para el Desarrollo), pero no cuentan con la personería jurídica, por falta de gestiones y debido a que es una organización de carácter comunal, donde están reunidas la iglesia, persona de salud parteras, consejo consultivo de padres de familia, entre otras instancias locales. Con todas las formas de imposición del concepto de género, en el ámbito mundial surgió por la propia necesidad de las mujeres y de la sociedad en general. En el contexto de las comunidades indígenas en especial las organizaciones de mujeres mayangnas, se impone a través de ONG,s instituciones del estado, organizaciones locales y otros programas; pero aún es muy prematuro hablar de la visión de la mujer indígena, con relación a las políticas estratégicas de los estados modernos. Para que los estados modernos se ajusten, al modelo de la mujer indígena y adopten un modelo con enfoque indígena en el contexto de relaciones respetuosas de género aún no se evidencian muchas opciones. Sin embargo, la adopción de tal enfoque sería la adecuada para un desarrollo integral de una sociedad, porque la participación de las mujeres en el ámbito local, regional y nacional permite una nueva visión estratégica integral. Tomando en cuenta este vacío, tuve la iniciativa de realizar esta investigación, logrando entender la particular concepción de la vida de las mujeres indígenas frente a la globalización, y el hecho de que el concepto de género, se haya convertido estigmáticamente en una revolución mundial. Hoy en día se observan cambios cualitativos en las costumbres y tradiciones de las mujeres indígenas que de cierta forma deja secuelas en los rincones más remoto de cualquier identidad cultural. Es difícil explorar una realidad que ha encaminado por siglos como es la desigualdad social y la desigualdad de género, donde existe la división de clases, la imposición ideológica, mas cuando este sea del sexo opuesto, sin embargo, es una experiencia muy positiva cuando las actoras de ese proceso acceden espacios, sin tomar en cuenta la diferencia de los roles clases, conocimientos, sexo, reglas institucionales y la misma complejidad social; partiendo delas tradiciones históricas sobre la vida humana. No hubiese sido posible realizar este trabajo sin arriesgar el rechazo que pudieran presentar las mujeres, lideres e intelectuales, de confiar sus secretos a alguien que no pertenece al mismo sexo por lo tanto la experiencia demuestra que en el contexto Mayangna, no existen esta contradicciones por asuntos de esta naturaleza, mas bien hay una colaboración con relación a intercambios de conocimientos, saberes ancestrales que a pesar de pertenecer a la misma identidad, desconocía muchas cosas de las mujeres como son: caracteres firmeza, capacidad de análisis conocimientos ancestrales, la espiritualidad, religiosidad, fidelidad, entre otra cosas del entorno cultural. Esto me ha permitido compartir estas ricas experiencias, con otros que no son de mi cultura, con investigadores sociales y culturales, para un mayor acercamiento hacia la realidad del mundo globalizado con el mundo indígena, de manera que nos permita trazar estrategias de desarrollo a través del intercambio de conocimiento con las comunidades indígenas, basado sobre la realidad de las mujeres indígenas.