Guía ilustrada para el estudio ecológico y taxonómico de los insectos acuáticos del Orden Hemiptera en El Salvador

El Orden Hemiptera se divide en dos grupos: Heteroptera y Homoptera, el primero comprende todas las familias de hemípteros acuáticos, además de otras familias terrestres. El grupo Homoptera es primordialmente terrestre y solo tiene unos pocos representantes asociados con el agua, que pueden ser cons...

Descripción completa

Autores Principales: Pacheco Chaves, Bernald, Springer, M., Sermeño-Chicas, J. M., Hernández Martínez, Miguel Ángel
Formato: Artículo
Idioma: Español
Materias:
Acceso en línea: http://ri.ues.edu.sv/9093/
http://ri.ues.edu.sv/9093/1/GUIA%20HEMIPTERA%20ACUATICOS%20EL%20SALVADOR%20%284.1MB%29.pdf
Sumario: El Orden Hemiptera se divide en dos grupos: Heteroptera y Homoptera, el primero comprende todas las familias de hemípteros acuáticos, además de otras familias terrestres. El grupo Homoptera es primordialmente terrestre y solo tiene unos pocos representantes asociados con el agua, que pueden ser considerados marginalmente semiacuáticos, puesto que presentan una asociación más o menos permanente tanto con zonas intermareales como con agua dulce, en donde se alimentan de plantas acuáticas (Polhemus 2008). Estos insectos son hemimetábolos (con metamorfosis incompleta), tienen una etapa de huevo, luego varios estadios ninfales, típicamente cinco (Polhemus 2008), en los que crecen y cambian de exuvia (“muda”) hasta alcanzar el estadio adulto el cual es sexualmente maduro (Mazzucconi et al. 2009). Los hábitos de oviposición son marcadamente diversos en los chinches acuáticos. En general, los huevos (aislados o agrupados) son puestos dentro del agua o apenas por encima de la superficie, con excepción de algunas especies de las familias Hydrometridae y Belostomatidae, que los colocan a una distancia considerable por encima del agua, y de las familias Ochteridae y Gelastocoridae, que los colocan sobre arena o barro en las orillas, a veces lejos del agua. Los huevos son depositados de tres maneras diferentes: (1) en posición horizontal sobre el sustrato: los pegan rodeados de una sustancia gelatinosa que los protege de la desecación, parásitos y predadores; (2) en posición perpendicular al sustrato, pegados por un delgado pedicelo y (3) encastrados en el sustrato: con el ovipositor aserrado hacen orificios en tejidos vegetales, donde colocan los huevos o los ponen en el barro y detritos del fondo. Cuidados de los huevos hasta el momento de la eclosión, solo los proporcionan los machos de algunos Belostomatidae y algunas hembras de Gelastocoridae, vigilando los huevos hasta dicho momento (Mazzucconi et al. 2009).