Outsourcing. Opción estratégica en el área de tecnología informática de A Y A

El outsourcing es una tendencia que se está imponiendo en la comunidad empresarial de todo el mundo y consiste en la contratación externa de recursos anexos, mientras la organización se dedica exclusivamente a la razón de ser de su negocio. Aunque las compañías siempre han recurrido a esta práctica...

Descripción completa

Autor Principal: Chavarría Rodríguez, Abismey
Formato: Otro
Idioma: Español
Publicado: 2013
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.uned.ac.cr/reuned/handle/120809/788
Sumario: El outsourcing es una tendencia que se está imponiendo en la comunidad empresarial de todo el mundo y consiste en la contratación externa de recursos anexos, mientras la organización se dedica exclusivamente a la razón de ser de su negocio. Aunque las compañías siempre han recurrido a esta práctica de contrataciones de servicios externos contables, legales y administrativos, el concepto del outsourcing no se comienza a usar sino hasta los años 60, sin embargo, a finales de los 80´s y principios de los 90´s había solamente un grupo pequeño de proveedores sólidos y confiables a elegir. Con el crecimiento explosivo del outsourcing, a partir de unos cuantos años atrás, hay docenas de compañías que prestan este servicio. El outsourcing hasta hace tiempo era considerado simplemente como un medio para reducir significativamente los costos; sin embargo en los últimos años ha demostrado ser una herramienta útil para el crecimiento de las empresas. En la nueva economía las empresas deben de adaptar sus estructuras, para una mayor competitividad en este entorno global controlado por la Tecnología de Información. Estos servicios lograrán que la empresa sea más competitiva en su área, reduciendo sus costos y logrando que su organización solamente se concentre en su razón de ser. El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (A y A) es una de las tantas instituciones, que aunque sea una empresa estatal, no pretende, ni busca quedar fuera de las corrientes, sino más bien, se presta a negociar la contratación de algunos servicios, tanto de su área sustantiva, como administrativa. Dentro de ésta última se encuentran los servicios relacionados con la informática y la computación, lo que la ha llevado a serios enfrentamientos y polémicas tanto a nivel interno como externo de la Institución.