Análisis del principio de acceso a la justicia para la persona trabajadora según los supuestos previstos en el beneficio de justicia gratuita de los artículos 453, 454 y 455 de la Reforma Procesal Laboral.

El acceso a la justicia es un derecho para todos los individuos, que no necesariamente se cumple a través del reconocimiento de derechos ni de mecanismos legales o procesales de los sistemas jurídicos nacionales. En este sentido, se torna importante la posibilidad de las personas de obtener un patr...

Descripción completa

Autor Principal: Cerda Montero, Flora
Formato: Otro
Idioma: Español
Publicado: 2017
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.uned.ac.cr/reuned/handle/120809/1658
Sumario: El acceso a la justicia es un derecho para todos los individuos, que no necesariamente se cumple a través del reconocimiento de derechos ni de mecanismos legales o procesales de los sistemas jurídicos nacionales. En este sentido, se torna importante la posibilidad de las personas de obtener un patrocinio letrado gratuito para la defensa y el reclamo de sus derechos. Su relevancia se ha justificado a través de diferentes fuentes, normativa internacional y nacional, que recalcan el derecho de la persona a alcanzar la justicia. A nivel internacional, diferentes instrumentos jurídicos establecen el derecho que tiene la persona para ser tratada igual y tener acceso real a la justicia, como se analizará en este trabajo. A nivel laboral, la propia Organización Internacional del Trabajo ha recalcado el acceso a la justicia como un derecho humano fundamental (OIT, 2010, Jornadas Internacionales sobre el estudio de la reforma procesal en Costa Rica). En este sentido, la Declaración Universal de Derechos Humanos establece en su artículo 10 que la persona tiene derecho a ser oída públicamente y con justicia. La Convención Americana sobre Derechos Humanos trata los temas de la tutela judicial efectiva, de las garantías judiciales y de igualdad (artículo 8). También hacen referencia a estos temas la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (artículos 2 y 18) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículos 14 y 26). Muy valiosa en cuanto a este tema es la explicación brindada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en su Opinión Consultiva OC-11/90, la cual determinó que una persona se encuentra discriminada si no puede hacer valer sus derechos debido a su situación económica.