Problemas que enfrentan los docentes, los padres y madres de familia de la Dirección Región Educativa de Alajuela, ante la inclusión de un niño con Necesidades Educativas Especiales, al aula regular

La inclusión educativa implica que todos los niños de una determinada comunidad aprendan juntos, independientemente de sus condiciones personales, sociales o culturales, niños discapacitados y bien dotados, niños de la calle, de minorías étnicas, lingüísticas o culturales, de zonas desfavorecidas o...

Descripción completa

Autores Principales: Castro Porras, Marjorie, González Blanco, Ileana
Formato: Otro
Idioma: Español
Publicado: 2016
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.uned.ac.cr/reuned/handle/120809/1484
Sumario: La inclusión educativa implica que todos los niños de una determinada comunidad aprendan juntos, independientemente de sus condiciones personales, sociales o culturales, niños discapacitados y bien dotados, niños de la calle, de minorías étnicas, lingüísticas o culturales, de zonas desfavorecidas o marginales, con lo cual se plantea un reto importante para los sistemas escolares. Como lo explica Falvey y otros (citado en Arnáiz Sánchez P. 1996) La educación inclusiva trata de acoger a todo el mundo, comprometiéndose a hacer cualquier cosa que sea necesaria para proporcionar a cada estudiante de la comunidad y a cada ciudadano de una democracia el derecho inalienable de pertenencia a un grupo, a no ser excluido. Por tanto, la inclusión es ante todo una cuestión de derechos humanos, en defensa de una educación para todos, donde no se pueda segregar a ninguna persona como consecuencia de su discapacidad o dificultad de aprendizaje, género o pertenencia a una minoría étnica. Para asumir y entender la inclusión es necesario comprender que ésta, según Stainback y Stainback, (1999), “es más que un método, una filosofía o un programa de investigación. Es una forma de vivir. Tiene que ver con el vivir juntos, con la acogida del extraño y con volver a ser todos uno”. La educación escolar tiene como finalidad fundamental promover de forma intencional el desarrollo de ciertas capacidades y la apropiación de determinados contenidos de la cultura necesarios para que los alumnos puedan ser miembros activos en su marco sociocultural de referencia. Para conseguir la finalidad señalada, la escuela ha de lograr el difícil equilibrio de ofrecer una respuesta educativa, a la vez comprensiva y diversificada, proporcionando una cultura común a todos los alumnos que evite la discriminación y desigualdad de oportunidades, y respetando al mismo tiempo sus características y necesidades individuales.