Diseño de estrategias psicopedagógicas para el abordaje y la prevención del “cyberbullying” con estudiantes de educación primaria en Costa Rica.

El trabajo y convivencia con los niños y jóvenes de la época actual presenta desafíos importantes para educadores, padres y psicopedagogos. La brecha digital entre estas generaciones hace que los adultos desconozcan la realidad que ellos viven día a día. El cyberbullying es un una problemática nueva...

Descripción completa

Autor Principal: Acuña Aguilar, Yessy María
Formato: Otro
Idioma: Español
Publicado: 2015
Materias:
TIC
Acceso en línea: http://repositorio.uned.ac.cr/reuned/handle/120809/1381
Sumario: El trabajo y convivencia con los niños y jóvenes de la época actual presenta desafíos importantes para educadores, padres y psicopedagogos. La brecha digital entre estas generaciones hace que los adultos desconozcan la realidad que ellos viven día a día. El cyberbullying es un una problemática nueva, la cual es desconocida para la mayoría de adultos o se entiende de manera errónea. Esta investigación tuvo como propósito conocer la experiencia vivida por los estudiantes, padres, docente de aula y expertos en relación al ciber-matonismo con el fin de encontrar estrategias psicopedagógicas para prevenir y abordar el cyberbullying en estudiantes de educación primaria. La investigación responde al enfoque cualitativo y el diseño investigación-acción. De la presente investigación emergieron las dimensiones cognitivas, sociales y afectivas del cyberbullying, que no se conocían al iniciar el estudio y constituyen un aporte novedoso en esta problemática, del mismo modo, se concluyó que los padres de familia no conocían el término cyberbullying, desconocían el uso de la mayoría de las herramientas tecnológicas, ya fueran teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras e internet, redes sociales, correo electrónico, salones de chat, entre otros y por consiguiente, desconocían el uso que sus hijos les daban a dichas herramientas y esta situación facilitaba el accionar de los ciber-acosadores. Los padres de familia justificaron el acoso recibido por sus hijos como bromas infantiles y por lo tanto, minimizaron el alcance social y emocional que esto conlleva, y fomentaron una respuesta pasiva en sus hijos ante el ciber-acoso. 3 Por su parte la docente de aula desconocía la realidad del cyberbullying. La educadora no contaba con formación en este tipo de acoso y por lo tanto no lo podía comprender a cabalidad, aunque había tratado de informarse leyendo noticias en Internet sobre casos de cyberbullying y observando documentales del tema, no obstante, estas acciones fueron insuficientes pues confundía las manifestaciones de cyberbullying, los medios que emplea el acosador y las implicaciones que acarrea el acoso cibernético tanto en las víctimas como en los acosadores, ya que lo asociaba con acciones de índole sexual. Además, la maestra desconocía que tenía casos de cyberbullying en su clase, pues los niños mostraron una actitud pasiva ante la ciber-agresión, promovida por los padres al minimizar las manifestaciones de ciber-acoso, a esto se le unía el impedimento del uso de las tecnologías en la escuela, principalmente el teléfono móvil, cuyo uso estaba prohibido en el reglamento interno de la institución y en consecuencia, los estudiantes no comentaron estas situaciones con su maestra guía. Los estudiantes conocían correctamente el término cyberbullying, al preguntarles por la palabra acoso, rápidamente la relacionaron con las acciones vinculadas con molestar en las redes sociales. Algunos de los estudiantes habían vivido acoso durante tercer y cuarto grado y no lo habían comunicado a la escuela. Además los discentes contaban con amplio conocimiento de los medios que se emplean en el cyberbullying, en contraste con el poco o nulo conocimiento de sus padres y docente, lo que evidencia la brecha generacional que los divide. Por otro lado, en no se puede generalizar que todas las víctimas del cyberbullying tengan baja autoestima, ni que los acosadores sean estudiantes de mal rendimiento académico. En esos casos el nivel de autoestima alta juega un papel fundamental en estas situaciones de acoso virtual. De los estudiantes involucrados en cyberbullying, sufrió mayor ataque el niño que mantenía un perfil activo en Facebook, al contrario de la niña que no usaba esta red social frecuentemente, igualmente, los acosadores también presentaron perfiles activos en esa red y al comprobar que sus víctimas no utilizaban determinado medio electrónico, cambiaban de método para cometer sus fechorías. Los padres de los niños acosadores no supervisaban el uso que hacían sus hijos de las TIC´s ni conocían el uso de esas tecnologías, lo que se traduce como un medio eficaz para los acosadores para cometer sus actos de ciber-acoso.