Verificación del punto de corte de la prueba cualitativa para la determinación de sangre oculta y comparación de resultados con una determinación automatizada de hemoglobina en heces

El cáncer colorrectal es una enfermedad de alta incidencia en el mundo y Costa Rica no es la excepción, por lo que se han implementado programadas de tamizaje para poblaciones de riesgo. Se busca detectar las pérdidas imperceptibles de sangre en heces por medio de pruebas químicas o inmunológicas. E...

Full description

Main Author: Montoya Madriz, Stephanie
Other Authors: Calderón Jiménez, Minor
Format: Tesis de maestría
Language: Español
Published: 2021
Subjects:
Online Access: http://hdl.handle.net/10669/82305
Summary: El cáncer colorrectal es una enfermedad de alta incidencia en el mundo y Costa Rica no es la excepción, por lo que se han implementado programadas de tamizaje para poblaciones de riesgo. Se busca detectar las pérdidas imperceptibles de sangre en heces por medio de pruebas químicas o inmunológicas. El cáncer colorrectal en Costa Rica representa la cuarta causa de cáncer en hombres y sexta en mujeres, siendo la quinta causa de mortalidad en hombres, y tercera en mujeres. Los síntomas son inespecíficos y las posibilidades y tipo de tratamiento depende de la etapa en la cual se descubra el padecimiento. Existen diferentes tipos de técnicas para la detección de sangre oculta, la clásica es el guayaco que se basa en un método químico y que ha caído en desuso debido a sus múltiples interferencias; actualmente se usan técnicas inmunológicas, puesto que son más específicas y sensibles, y no presentan interferencias. En el presente trabajo se verificó el punto de corte de la prueba inmunocromatográfica que está cercano a la concentración de 24,62 ng/mL y se determinó que la zona gris se encuentra entre la concentración de 15,15 ng/mL y la de 35,04 ng/mL. Para la comparación de ambos métodos se obtuvo una sensibilidad del 62 %, una especificidad del 97 %, una tasa de falsos positivos de 3 %, la tasa de falsos negativos en comparación con el método cuantitativo es de 38 % y el denominado valor predictivo positivo es de un 53 %. Mientras que el valor predictivo negativo o la probabilidad de verdaderos negativos es de un 98 %, lo cual quiere decir que de detectados como negativos un 98 % realmente carecen de lesiones que preceden al cáncer de colon. El porcentaje de acuerdo observado entre las pruebas es de 95,6 %. En conclusión, el comportamiento de la prueba es bastante aceptable para su uso como tamizaje, la escogencia dependerá de las necesidades del programa, así como del recurso económico disponible.