El mosaico dorado del frijol: avances de investigación

El frijol (Phaseolus vulgaris L.) es una de las fuentes de proteina (15-35%) y calorías (ca. 340 caI./100 gr) más importantes en la América Latina. En esta región, centro de origen de esta especie, se producen más de cuatro millones de toneladas de frijol al año, lo cual equivale al 88% de la semill...

Full description

Main Authors: Maxwell, Douglas, Rojas, María R., Gilbertson, Robert, Cansino, M., Abouzid, A.M., Morales, Francisco J., Purcifull, D.E., Hiebert, E., Loniello, Amy, Martínez, Teresa, Brown, Judith, Hanson. Stephen F., Hoogstraten, Rebecca A., Ahlquist, Paul, Beaver, James S., Azzam, Ossmat, Karkashin, James, Anderson, Pamela, Beebe, Stephen, Singh, Shree P., Blair, M.W., Rosas, Juan Carlos, Thung, Michael, Anesio, Bianchini, Russell, R.L., Saladin, Freddy, Méndez Bautista, Rosa María, Nin, Julio Cesar, Angeles, Rosendo, Miguel, Herrera, Martinez, Teresa
Format: Artículo
Language: Español
Published: Universidad de Costa Rica 2019
Online Access: http://hdl.handle.net/10669/79720
Summary: El frijol (Phaseolus vulgaris L.) es una de las fuentes de proteina (15-35%) y calorías (ca. 340 caI./100 gr) más importantes en la América Latina. En esta región, centro de origen de esta especie, se producen más de cuatro millones de toneladas de frijol al año, lo cual equivale al 88% de la semilla de frijol producida en las regiones tropicales del mundo. Brasil, el mayor productor de frijol del mundo, posee un consumo per capita de cerca de 20 kg/año. En America Central, el frijol es igualmente importante, siendo consumido en la mayoría de los países centroamericanos hasta tres veces por día. Proporcionalmente, en la America Central se cultiva el doble del área que en Brasil, relativo a sus extensiones territoriales. El frijol es también producido en islas del Caribe, tales como Cuba (ca. 26.000 TM), Haití (56.000 TM) y República Dominicana (55.000 TM) según datos de 1990 (CIAT). México, el segundo productor de frijol en la America Latina, consume aproximadamente 1.2 millones de toneladas métricas de frijol al año. A pesar de que México cultiva cerca de 1.800.000 hectáreas de frijol, la demanda interna no es satisfecha en algunos años dado la baja productividad del cultivo. Esta baja productividad relativa del frijol, no solo en México sino también en el resto de la América Latina (700 kg/ha vs. 1.600 kg/ha en los Estados Unidos), es una consecuencia de los múltiples problemas bióticos y abióticos que inciden en el cultivo, en el trópico Americano. Es precisamente en las regiones productoras de frijol situadas en climas cálidos, de altitud baja a intermedia (0-1200 m.s.n.m), donde el mosaico dorado del frijol alcanza su mayor incidencia.