Enjambres sísmicos en la placa Caribe y la microplaca de Panamá disparados por el terremoto de Nicoya (7,6 Mw) del 5 de septiembre del 2012

La sismicidad disparada remotamente que ocurre a distancias superiores a 1-2 veces la longitud de la falla, parece ser un fenómeno frecuente que se ha presentado en Costa Rica luego de sismos de magnitud mayor a 7,0 Mw originados en las zonas inter-placas en los años 1941, 1950, 1983, 1990 y 1991. E...

Full description

Main Authors: Linkimer Abarca, Lepolt, Arroyo Hidalgo, Ivonne Gabriela, Montero Pohly, Walter
Format: Artículo
Language: Español
Published: 2018
Subjects:
Online Access: http://www.relaciger.org/revista/pdf/spa/doc1203/doc1203.htm
http://hdl.handle.net/10669/75869
Summary: La sismicidad disparada remotamente que ocurre a distancias superiores a 1-2 veces la longitud de la falla, parece ser un fenómeno frecuente que se ha presentado en Costa Rica luego de sismos de magnitud mayor a 7,0 Mw originados en las zonas inter-placas en los años 1941, 1950, 1983, 1990 y 1991. El 5 de septiembre del 2012, un sismo inter-placa de magnitud 7,6 Mw ocurrió en la zona sismogénica de la península de Nicoya, el cual disparó sismicidad en el interior de Costa Rica. En este estudio, analizamos los enjambres de sismos más importantes ocurridos durante los primeros seis meses después del terremoto de Nicoya y que ocurrieron a distancias de entre 150 a 350 km de la zona epicentral en el interior de la placa Caribe y la microplaca de Panamá. Estos enjambres se presentaron en tres regiones y escenarios tectónicos: la isla Calero en la región fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua en la zona trasarco del Caribe, en la región al sur de Cartago cerca del arco volcánico y en el flanco sur de la Cordillera de Talamanca, en una porción inactiva del arco magmático. El enjambre en Calero consistió de 70 sismos de magnitudes de entre 2,0 y 4,2 Mw que ocurrieron entre el 22 de septiembre y el 9 de octubre del 2012. El patrón de la sismicidad sugiere la presencia de una falla local ubicada en la proyección en tierra del Escarpe de Hess. El enjambre al sur de Cartago consistió de 284 sismos de magnitudes de entre 1,8 y 4,1 Mw ocurridos entre el 5 de Septiembre y el 31 de Octubre del 2012. Las soluciones de los mecanismos focales sugieren un fallamiento predominante de desplazamiento de rumbo en esta zona. El enjambre en la zona de San Vito de Coto Brus consistió de 30 sismos de magnitudes de entre 2,3 y 4,5 Mw que ocurrieron entre el 14 de octubre del 2012 y el 28 de enero del 2013. Estos sismos ocurrieron en la vecindad de fallas con rumbo norte-sur, que están localizadas en la proyección en tierra de la Zona de Fractura de Panamá. Documentar la sismicidad disparada remotamente puede proveer claves para el entendimiento de la física del ciclo sísmico y puede mejorar considerablemente la estimación de la amenaza sísmica al iluminar estructuras activas en el interior de Costa Rica y al señalar donde podrían ocurrir los sismos inducidos por un terremoto.