La nariz del shinigami

Algunas personas me han tildado de loco al oír mi historia... pero ya me he acostumbrado a esos epítetos que se precipitan de cuando en cuando sobre mi cabeza, cual gotas de lluvia sobre la tierra. Después de todo, los seres humanos rechazamos ad portas cualquier experiencia que se aleja del ámbito...

Descripción completa

Autor Principal: Saravia Vargas, Juan Carlos
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Escuela de Lenguas Modernas, Universidad de Costa Rica 2010
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/rlm/article/view/9666
http://hdl.handle.net/10669/23484
Sumario: Algunas personas me han tildado de loco al oír mi historia... pero ya me he acostumbrado a esos epítetos que se precipitan de cuando en cuando sobre mi cabeza, cual gotas de lluvia sobre la tierra. Después de todo, los seres humanos rechazamos ad portas cualquier experiencia que se aleja del ámbito consensual al que llamamos ?realidad?. Al ser partícipes de una historia sobrenatural, de inmediato la etiquetamos como ?cuento fantástico? y asumimos caras condescendientes para con su narrador, normalmente un ser humano cualquiera, abrumado por la pena de compartir lo que ni siquiera él mismo alcanza a comprender. Luego, tan pronto se nos presenta la oportunidad, relatamos el ?desvarío? a nuestro círculo de amigos. Convertimos la confidencia en un entremés para las reuniones y se nos hace imposible teñirla con comentarios de incredulidad o con interjecciones burlescas, como ese conocido ?tsk, tsk? que se produce con un labio torcido al tiempo que se sacude la cabeza. Sin embargo, al versar sobre la evidencia, mi experiencia no suena.