La orientación en los grupos: Dos modalidades a utilizar

El presente artículo surge de algunas inquietudes derivadas de la experiencia adquirida del campo profesional de la Orientación. De particular interés en dichas inquietudes han sido los aspectos metodológicos y los contenidos que se deben tratar en la orientación grupal.Una de las mayores dificultad...

Descripción completa

Autor Principal: Vargas Cordero, Zoila Rosa
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Facutad de Educación, Universidad de Costa Rica 2011
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/educacion/article/view/7291
http://hdl.handle.net/10669/22860
Sumario: El presente artículo surge de algunas inquietudes derivadas de la experiencia adquirida del campo profesional de la Orientación. De particular interés en dichas inquietudes han sido los aspectos metodológicos y los contenidos que se deben tratar en la orientación grupal.Una de las mayores dificultades que manifiestan los estudiantes, practicantes y algunos profesionales en su ejercicio está relacionada con la conducción de grupos, por lo que nada resulta una necesidad para todos los involucrados en la profesión de la Orientación clarificar algunos conceptos. Se considera que la conducción de grupos es una función difícil, pero resulta más difícil si no existe claridad en cuanto a conceptos teóricos y prácticos propios de ésta.Como parte de los aportes teóricos necesarios para comprender el contexto, se tratarán de clarificar las posiciones existentes en cuanto a la orientación colectiva y a la orientación personal-grupal; también se brinda un acercamiento hacia una mayor comprensión de la expresión "dinámica de grupo" utilizada en estos tipos de orientación. La experiencia personal y aportes de teóricos como los de (Tolbert, 1974; Shetzer y Stone, 1972), sugieren que el trabajo de este profesional en la atención de grupos, se puede desarrollar tanto en la modalidad personal/grupal, que atiende principalmente grupos pequeños, como con la modalidad colectiva, que atiende grupos grandes. Esto crea una relación entre tamaño y función, lo que a su vez hace que para cada modalidad se requieran diferentes destrezas y conocimientos.