Los sistemas de falla Agua Caliente y Río Azul y relevos compresivos asociados, Valle Central de Costa Rica

Se han investigado dos zonas sísmicas en la región central de Costa Rica. La primera se localiza del lado oeste y sur de San José y es la que ha mostrado mayor actividad sísmica en tiempos históricos y recientes. El análisis conjunto del fallamiento reciente, la sismicidad y la sismotectónica permit...

Descripción completa

Autores Principales: Montero Pohly, Walter, Barahona Palomo, Marco, Rojas Quesada, Wilfredo, Taylor, Magda
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2006
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/geologica/article/view/4233
http://hdl.handle.net/10669/22533
Sumario: Se han investigado dos zonas sísmicas en la región central de Costa Rica. La primera se localiza del lado oeste y sur de San José y es la que ha mostrado mayor actividad sísmica en tiempos históricos y recientes. El análisis conjunto del fallamiento reciente, la sismicidad y la sismotectónica permiten determinar que ésta se relaciona con el sistema de falla Agua Caliente, el cual incluye la falla siniestral Agua Caliente de rumbo cercano al E-W, la cual se continua al oeste con un relevo compresivo de rumbo noroeste, que incorpora las fallas inversas, buzantes al oeste, Patalillo, Aserrí, Belo Horizonte y Escazú. Un análisis de la sismicidad histórica muestra que a lo largo del sistema de falla Agua Caliente han ocurrido las rupturas del 21 de marzo de 1842, 13 de abril de 1910 (dos rupturas a las 06:37 y a las 07:05 GMT) y del 4 de mayo de 1910 (Ms 6,1). Si el sistema de falla Agua Caliente se continua al oeste hasta alcanzar la falla Virilla, también se pueden asociar las rupturas del 10 de junio de 1835 (probable) y la del 22 de diciembre de 1990 (Ms 5,7). La segunda zona sísmica estudiada se relaciona con una secuencia de sismos, con magnitudes coda (Mc) entre 2,4 y 4,0,ocurridos entre diciembre del 2000 y agosto del 2001 y distribuidos entre el centro y el oriente de San José. Sus localizaciones muestran una distribución epicentral alargada en dirección NNW y profundidades predominantes entre 5 y 11 km. Un perfil transversal a la faja sugiere una superficie de falla inclinada al ENE. Los mecanismos focales determinados para los dos sismos de mayor magnitud de la secuencia, ocurridos el 30 de enero del 2001 (magnitudes Mc 4,0 y 3,6), son de falla inversa y tienen rumbos entre NNW y NNE. La sismicidad ocurrida durante los últimos 25 años muestra una faja de temblores con una distribución espacial similar a la anterior. Se interpreta que los temblores se originaron en una falla inversa ciega, que tiene su lado ascendente del lado este y que es la parte oeste de una serie de fallas inversas ciegas y pliegues denominado Cipreses, el cual está limitado al sur por la falla Río Azul.