Cómo y cuando el levonorgestrel previene el embarazo cuando se administra como anticonceptivo de emergencia

La anticoncepción hormonal de emergencia (AHE) es uno de los pocos recursos que la mujer puede usar para prevenir un embarazo no deseado después de haber tenido una relación sexual en la que no usó método anticonceptivo o el que usó presentó una falla. Actualmente, el método preferido para la AHE es...

Descripción completa

Autores Principales: Croxatto, Horacio, Ortiz, María Elena
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2006
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/psm/article/view/4553
http://hdl.handle.net/10669/21852
Sumario: La anticoncepción hormonal de emergencia (AHE) es uno de los pocos recursos que la mujer puede usar para prevenir un embarazo no deseado después de haber tenido una relación sexual en la que no usó método anticonceptivo o el que usó presentó una falla. Actualmente, el método preferido para la AHE es la píldora que contiene solamente levonorgestrel (LNG). Según la OMS, puede prevenir embarazos si se usa hasta 120 horas después del acto sexual, pero su eficacia disminuye drásticamente desde 85% a 31% mientras más se posterga su administración. La introducción de la AHE ha generado controversia en muchos países latinoamericanos por la percepción errónea de que induce aborto y la oposición de los sectores más conservadores de la sociedad que temen que favorezca la promiscuidad. Con el propósito de dar a conocer la evidencia científica producida por las investigaciones diseñadas para dilucidar como el LNG previene el embarazo cuando se administra como AHE, y su correcta interpretación, este artículo analiza críticamente dichos estudios y explica además en que circunstancias este método no logra prevenir el embarazo. El conjunto de la evidencia indica que LNG previene el embarazo solamente cuando impide la fecundación y descarta que el prevenga el embarazo interfiriendo con la implantación del embrión, por lo que la creencia de que es abortivo no tiene sustento científico.