Determinantes Socieconómicos en la Lucha contra la Malaria en Honduras: ¿Qué Sabemos? ¿Qué Funciona?

Existe un escaso conocimiento a escala mundial de los determinantes socioeconómicos de la malaria, una tragedia que ha trascendido los límites sanitarios para convertirse en un obstáculo al desarrollo. La evaluación de intervenciones públicas concretas provee importante información pero es insuficie...

Descripción completa

Autores Principales: Victoria Avilés, María, Cuesta, José
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2006
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/psm/article/view/4557
http://hdl.handle.net/10669/21829
Sumario: Existe un escaso conocimiento a escala mundial de los determinantes socioeconómicos de la malaria, una tragedia que ha trascendido los límites sanitarios para convertirse en un obstáculo al desarrollo. La evaluación de intervenciones públicas concretas provee importante información pero es insuficiente para lograr un conocimiento extensivo de qué factores socioeconómicos (a nivel del hogar y de la comunidad) están más asociados con los diferenciales de incidencia de la malaria; con diferentes prácticas preventivas y curativas; y con el conocimiento de tratamientos e intervenciones públicas eficaces. Este estudio provee ese tipo de conocimiento para Honduras, un país con altos niveles de pobreza y malaria. Para ello, se diseñó y levantó en Agosto del 2004 una encuesta piloto en 29 comunidades localizadas en nueve municipios a lo largo del país. Se encontraron marcadas diferencias socioeconómicas entre los individuos afectados por la malaria, aunque estas diferencias estaban más relacionadas con la localización, género e infraestructura social que con sus niveles de ingreso. La incidencia de la malaria también resultó ser sensible a políticas efectivas, entre otras cosas, porque la población en su conjunto conoce los tratamientos y cuando los comienza, típicamente los completa. Es pues necesario enfatizar la eficiencia más que la cobertura de estas intervenciones. También hay un amplio espacio para mejorar los hábitos higiénicos y la institucionalización de prácticas médicas en áreas de alta incidencia.