EFECTO DE LA DESHIDRATACION EN LA AGUDEZA VISUAL

El objetivo de este estudio fue determinar si existe un efecto negativo agudo de la deshidratación inducida por ejercicio sobre la agudeza visual. La evidencia previamente revisada señala que las funciones visuales son de especial importancia en la vida cotidiana, así como en el contexto competitivo...

Descripción completa

Autores Principales: López Dávila, Alfredo Jesús, Salazar Rojas, Wálter
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Escuela de Educación Física y Deportes - Universidad de Costa Rica 2002
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/pem/article/view/391
http://hdl.handle.net/10669/21692
Sumario: El objetivo de este estudio fue determinar si existe un efecto negativo agudo de la deshidratación inducida por ejercicio sobre la agudeza visual. La evidencia previamente revisada señala que las funciones visuales son de especial importancia en la vida cotidiana, así como en el contexto competitivo. La deshidratación afecta negativamente algunas tareas motrices, disminuye sensiblemente el rendimiento deportivo y genera alteraciones fisiológicas importantes. Por su parte, la sola práctica de la actividad física (sin deshidratación de por medio) genera alteraciones en algunas funciones visuales, tales como la agudeza visual, la cual se ve disminuida, y la visión periférica, que se aumenta. Estos dos efectos son de carácter agudo. A partir de la evidencia existente se decidió evaluar si la deshidratación (2% de la masa corporal) entre sus efectos fisiológicos afecta negativamente la agudeza visual, variable vital en el contexto competitivo. No se encontró un efecto significativo de la deshidratación sobre la agudeza en el presente estudio. Únicamente se encontraron tales diferencias entre distintos días de aplicación de las pruebas de la agudeza visual. Las variaciones se dieron al evaluar los dos ojos simultáneamente (p = 0.12) al evaluar al ojo derecho por sí solo (p = 0.30) y no al evaluar al ojo izquierdo por sí solo (p = 0.79). Los resultados indican que la agudeza visual se altera significativamente de un día a otro, pero que esto es independiente de la deshidratación, la cual no afecta a la variable dependiente de este estudio.