El ejercicio físico y la calidad de vida en los adultos mayores

La presente investigación pretende determinar la calidad de vida ostentada por los adultos mayores en el distrito central de San Ramón que realizan ejercicio físico regular, en comparación con personas sedentarias de su mismo grupo etario. Se desarrolla un análisis categorial con el apoyo de la inve...

Descripción completa

Autor Principal: Rodríguez Hernández, Mynor
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica, Sede de Occidente 2006
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/pensamiento-actual/article/view/6674
http://hdl.handle.net/10669/21581
Sumario: La presente investigación pretende determinar la calidad de vida ostentada por los adultos mayores en el distrito central de San Ramón que realizan ejercicio físico regular, en comparación con personas sedentarias de su mismo grupo etario. Se desarrolla un análisis categorial con el apoyo de la investigación etnográfica. El interés investigativo se centra en recabar aspectos relacionados con el estado de vida del adulto mayor y así poder aclarar la incógnita que plantea la relación entre el ejercicio físico y la calidad de vida. Para ello se toman en cuenta aspectos como: la salud y los hábitos alimentarios, el ejercicio físico que realizan y la calidad del mismo, la interrelación social, la estabilidad psicológica. Estos rubros se analizaron mediante el uso de las herramientas etnográficas del grupo focal, la entrevista enfocada y la observación participante. Gracias a ello se determinó que el sedentarismo provoca que los adultos mayores pierdan sus capacidades funcionales de una manera más acelerada. Esta práctica se asocia con la mayoría de enfermedades del sistema cardiovascular, óseo y muscular. El ejercicio le brinda a los adultos mayores la posibilidad de vivir más plenamente esta etapa de la vida. Con la práctica del ejercicio experimentan cambios positivos a nivel fisiológico tales como, músculos más tonificados, mejora del equilibrio, flexibilidad, resistencia cardiovascular, incremento de la actividad sexual. Además, les permite liberarse de depresiones, temores, nervios y, sobre todo, los adultos mayores pueden vivir con una mejor calidad de vida gracias al ejercicio. Por eso se concluye con la frase "el tratamiento adecuado para las enfermedades es la práctica del ejercicio diario y dosificado".