Articulación entre comercio internacional y tecnología.

Los acuerdos comerciales negociados en el ámbito internacional a partir de la segunda mitad de la década de 1980, enfatizaron cada vez más en la protección de las nuevas variedades de seres vivos obtenidas por manejo genético. El método difundido para asegurar esa protección a la propiedad de las mi...

Descripción completa

Autor Principal: Amador Berrocal, Sonia María
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2011
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/dialogos/article/view/6209
http://hdl.handle.net/10669/19389
Sumario: Los acuerdos comerciales negociados en el ámbito internacional a partir de la segunda mitad de la década de 1980, enfatizaron cada vez más en la protección de las nuevas variedades de seres vivos obtenidas por manejo genético. El método difundido para asegurar esa protección a la propiedad de las mismas, guarda gran paralelismo con el sistema de patentes, lo cual evidencia el interés por proteger los productos de la mente humana, como una forma de asegurar ganancias económicas al inventor, sin importar la naturaleza de la innovación, ni sus efectos. Como resultado de dichos intereses, se provoca un acercamiento entre dos actividades humanas tan distantes en épocas anteriores: el comercio y la manipulación genética de los seres vivos. Esta defensa de la propiedad intelectual es comandada por algunos países desarrollados, que desde décadas atrás invirtieron fuertes sumas de dinero en investigación biotecnológica y ahora se interesan en recuperarlas con réditos. Mientras los pueblos indígenas y campesinos de países pobres donaron gratuitamente los conocimientos milenarios conservados y transmitidos a lo largo de muchas generaciones, así como la biodiversidad genética de sus ambientes natales, los inversionistas de países ricos cobran jugosas cantidades por el material biológico que devuelven, con alto valor agregado, en forma de semillas patentadas. Consecuentemente se da una clara ausencia de equidad y un aumento progresivo de la subordinación a los países más avanzados, tanto en el campo económico como en el científico-tecnológico.