Moldava y Transnistria.

CHISINAU (Moldova) – Un pequeño tren parte chirriando de Chisinau, capital de Moldova, con destino a Odessa, puerto ucraniano en el Mar Negro. Es difícil encontrar un asiento: la mayoría de los viajeros son mujeres precozmente envejecidas, que en los característicos bancos de madera amasan numerosas...

Descripción completa

Autor Principal: Gori, Alessandro
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2011
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/dialogos/article/view/6324
http://hdl.handle.net/10669/19203
Sumario: CHISINAU (Moldova) – Un pequeño tren parte chirriando de Chisinau, capital de Moldova, con destino a Odessa, puerto ucraniano en el Mar Negro. Es difícil encontrar un asiento: la mayoría de los viajeros son mujeres precozmente envejecidas, que en los característicos bancos de madera amasan numerosas cajas de cartón. Los paquetes, con viejas etiquetas de bananas centroamericanas, contienen jabloki, las manzanas que las señoras llevan a vender a Odessa.Casi todos utilizan todavía el viejo pasaporte de la antigua Unión Soviética con las letras „CCCP‟ en la cubierta. Llega el enésimo cambista: a lo largo de los 180 kilómetros que separan las dos ciudades pasando por Tiraspol‟, capital de Transnistria, se encuentran ¡tres monedas oficiales! Ahora, hacen falta cinco horas de tren o seis de autobús para cubrir esta distancia.Un trabajo muy difícil espera al nuevo gobierno moldavo, salido de las elecciones del febrero pasado que devolvieron el poder a los comunistas de Vladimir Voronin con el 49,9% de los sufragios.