Costa Rica en la primera mitad sel siglo XVIII: Análisis regional de una sociedad en transición

Este artículo hace un análisis regional de la provincia de Costa Rica durante la primera mitad del siglo XVIII: La trhión  del Valle Central (interior del país) constituía el núcleo principal y punto de partida de la expansión del dominio hispánico. A lo largo de este medio siglo se consolida una nu...

Descripción completa

Autor Principal: Solórzano Fonseca, Juan Carlos
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2012
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/anuario/article/view/2662
http://hdl.handle.net/10669/18155
Sumario: Este artículo hace un análisis regional de la provincia de Costa Rica durante la primera mitad del siglo XVIII: La trhión  del Valle Central (interior del país) constituía el núcleo principal y punto de partida de la expansión del dominio hispánico. A lo largo de este medio siglo se consolida una nueva sociedad, distinta de la sociedad de una minoría de señores encomenderos criollos y de una mayoría de población indígena sojuzgada a los primeros, que había prevalecido en gran parte de  la precedente centuria. Por el contrario la nueva sociedad se caracteriza por el predominio demográfico de una población mestiza y mulata, organizada como productores campesinos  orientados al cultivo de autosubsistencia y sin ataduras serviles. En la región del Pacífico Norte y Central  también ocurren cambios pero distintos a los del Valle Central. Fue de particular importancia la inmigración hacia los territorios aledaños al rio Tempisque, de población  procedente de Rivas, al sur de Nicaragua. En la región del Caribe, ocurre una evolución distinta en  las áreas sur y central. En la región del Caribe, ocurre una evolución distinta en las áreas sur y central. En la primera, la rebelión indígena expulsa a los españoles de este territorio. En el área central, en torno al río Matina se consolida la producción cacaotera, destinada a la exportación ilegal hacia Jamaica y los  asentamientos ingleses de Costa Mosquitia. Predomina  una población mulata y negra dependiente de los propietarios, vecinos de Cartago. En el Pacifico sur, la penetración misional -punta de lanza de la colonización hispánica- retrocede frente a  la continua resistencia indígena, cuyos puntos culminantes son las rebeliones indígenas de 1709 y 1761. Por otro lado, la región de las llanuras del norte del país no puede ser colonizada por los españoles, a pesar de que se realizaron esporádicas incursiones organizadas desde Cartago. Este amplio territorio sirvió durante estos años, y aun más tarde, como zona de refugio para los indígenas que  escapaban de las regiones  que controlaban  los hispánicos.