Producción de semilla de líneas progenitoras de maíz: densidad de población e interacción.

El objetivo del presente estudio fue determinar los efectos de la localidad y la densidad de población en la producción de semilla de líneas progenitoras de híbridos de maíz de Valles Altos de México. En el período de 2006 a 2008, en Coatlinchán, Texcoco, Estado de México (2250 msnm) se sembraron 16...

Descripción completa

Autores Principales: Virgen Vargas, Juan, Zepeda Bautista, Rosalba, Ávila Perches, Miguel Ángel, Espinosa Calderón, Alejandro, Arellano Vázquez, José Luis, Gómez Vázquez, Alfredo Josúe
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: Universidad de Costa Rica 2014
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/agromeso/article/view/15439
http://hdl.handle.net/10669/17590
Sumario: El objetivo del presente estudio fue determinar los efectos de la localidad y la densidad de población en la producción de semilla de líneas progenitoras de híbridos de maíz de Valles Altos de México. En el período de 2006 a 2008, en Coatlinchán, Texcoco, Estado de México (2250 msnm) se sembraron 16 líneas progenitoras de los híbridos: H-40, H-48, H-50, H-52, H-64E, H-66, H-68E, H-70, H-72E, H-74E, H-76E y H-78E en dos densidades de población 82 500 y 62 500 plantas/ha en un diseño de Bloques Completos al Azar con tres repeticiones. Hubo diferencias significativas (p≤0,05) entre líneas, densidad de población y años. Las líneas promediaron entre 73 y 78, y entre 82 y 83 días para inicio y floración media masculina y femenina, respectivamente. El rendimiento varió entre 7744 y 1484 kg/ha, con 86 y 14% de semilla grande y peso hectolítrico entre 70 y 57 kg/hl. Con 82 500 plantas/ha se incrementó en 13% el rendimiento de semilla y disminuyó 2,5% el peso de mil semillas, en comparación con 62 500 plantas/ha. Entre años, el inicio y floración media masculina y femenina varió entre tres y cuatro días; en el 2008 el rendimiento y el peso hectolítrico fueron mayores (4427 kg/ha y 71,75 kg/hl), en 2007 hubo 46,93 y 29,59% más semilla grande que en el 2006 y 2008; mientras que en el 2006 el rendimiento fue 25,30% menor al promedio del 2007-2008. Para determinar cuándo y dónde producir semilla híbrida es indispensable conocer la línea, la localidad de producción y la interacción del genotipo con el ambiente.