El prestigio del devenir cíclico: las hierofanías selénicas

Decir luna es decir alternancia y eterna esperanza de regeneración. Es por ello que las hierofanías selénicas se hallan involucradas con todos los procesos que encierran la alternativa en los ciclos "amén de sus fases", esto es, todo lo cambiante, a saber, la vegetación, la fertilidad, la...

Descripción completa

Autor Principal: Chinchilla Sánchez, Kattia
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/filyling/article/view/4483
http://hdl.handle.net/10669/14233
Sumario: Decir luna es decir alternancia y eterna esperanza de regeneración. Es por ello que las hierofanías selénicas se hallan involucradas con todos los procesos que encierran la alternativa en los ciclos "amén de sus fases", esto es, todo lo cambiante, a saber, la vegetación, la fertilidad, la mujer, las aguas. Sin embargo, con base en la decrepitud del astro nocturno, el homo religiosus se sintió pronto involucrado en el destino lunar e hizo de esta mostración sacra su propia realidad luego del deceso físico: nacer- crecer-decrecer-morir-renacer. En el presente artículo, habremos de escudriñar la inexorable ley del devenir cíclico, principio regente de la regeneración cósmica.