Métodos utilizados para reducir la producción de metano endógeno en rumiantes

La emisión de metano (CH4)es uno de los principales impactos adversos que comete la ganadería sobre medio ambiente, este se produce en su mayoría en el rumen (87%) y se debe principalmente a la fermentación de fibra. En vacas lecheras la producción de metano aumenta de manera progresiva hasta el pic...

Descripción completa

Autores Principales: Aguiar Zalzano, Eduardo, Rojas Bourrillón, Augusto
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/nutrianimal/article/view/17582
http://hdl.handle.net/10669/13546
Sumario: La emisión de metano (CH4)es uno de los principales impactos adversos que comete la ganadería sobre medio ambiente, este se produce en su mayoría en el rumen (87%) y se debe principalmente a la fermentación de fibra. En vacas lecheras la producción de metano aumenta de manera progresiva hasta el pico de la lactancia y permanece así hasta el final de esta, representando importantes pérdidas energéticas en el animal. Su mitigación se puede realizar mediante el uso de suplementos basados en almidones,  pastos molidos, asociados con leguminosas o mediante el ensilaje, este último con resultados muy variables dependiendo de la naturaleza del material usado. Como estrategias alimenticias se han propuesto también el uso de grasas insaturadas, saponinas, aceites de diferentes semillas u oleaginosas como: linaza, algodón, canola, girasol entre otras, así como mediante el uso de aditivos como ionóforos, enzimas fibrolíticas y nitratos. Todas las alternativas han dado resultados muy variables aunque la utilización de nitratos y semilla de canola ha causado resultados más satisfactorios, pues a diferencia de las otras técnicas no reducen los niveles de producción animal y si logran disminuir la producción de CH4. La mejoría de la productividad del bovino mediante el uso de la hormona del crecimiento, implantes y beta agonistas se han asociado indirectamente con una disminución en las emisiones de metano. Una técnica también considerada es la selección genética, demostrando que al seleccionar animales de forma tradicional se disminuye la producción de CH4 entre un 11 y 26% en 10 años, resultando así en una alternativa fácil de emplear y que implicaría muy pocos cambios en los sistemas de producción actual. Se propone emplear la producción de metano como un indicador de selección del bovino. Investigaciones se realizan en la búsqueda de vacuna que permita controlar la población de metanogénicas del rumen.