Programa Oportunidades sobre la seguridad alimentaria y nutricional en Atarjea, Guanajuato: desde la percepción de sus participantes

El objetivo de este estudio fue describir la percepción de las personas beneficiarias del programa Oportunidades, sobre la seguridad alimentaria y nutricional en Atarjea, Guanajuato. Para ello se realizó un estudio descriptivo y de enfoque cualitativo, en diez familias, con población menor de 10 año...

Descripción completa

Autores Principales: Monroy Torres, Rebeca, Velázquez, Ana Esthela, Ortiz, Alejandra
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: 2015
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/avancesan/article/view/1616
http://hdl.handle.net/10669/13417
Sumario: El objetivo de este estudio fue describir la percepción de las personas beneficiarias del programa Oportunidades, sobre la seguridad alimentaria y nutricional en Atarjea, Guanajuato. Para ello se realizó un estudio descriptivo y de enfoque cualitativo, en diez familias, con población menor de 10 años, en dos localidades de Atarjea, por fácildisponibilidad. Con previa autorización, se describió la percepción del programa por parte de las familias y médicos; se aplicó una encuesta nutricia y una de seguridad alimentaria validada. Se evaluó el peso y la talla y una frecuencia de consumo dealimentos.Los resultados obtenidos permiten señalar que la percepción de la población fue que el programa no es equitativo; la papilla que se les proporciona no la consumen por referir mal sabor, y dos de las razones fue por la presencia de alergia en dos niños. La edad promedio de los niños y las niñas fue de 6 años. La mitad de las familias presentó inseguridad alimentaria con hambre moderada y la otra mitad inseguridad alimentaria leve. De acuerdo con el peso para la edad, una niña presentó peso bajo, y sobrepeso con el peso para la talla y el resto de las niñas y todos los niños presentaronun estado nutricio dentro de lo normal. El frijol, la leche, las tortillas y el arroz fueron los alimentos de mayor consumo.Las familias y médicos no perciben que el programa sea equitativo. Se sugiere nueva y constantes evaluaciones al programa por personal externo y por las mismas personas beneficiarias del programa.De forma proporcional, las familias presentaron inseguridad alimentaria con hambre moderada e inseguridad alimentaria leve.