Consumo de frijoles en familias costarricenses y relación con condición geográfica y características de la persona encargada de la preparación

El presente estudio tiene como objetivo determinar  el consumo de frijoles y su relación con la ocupación  del jefe de hogar y algunas características de la  persona encargada de preparar los alimentos en el  hogar en una población rural (Jesús de Atenas) y una  población urbana (Tres Ríos de La Uni...

Descripción completa

Autores Principales: Rodríguez González, Shirley, Fernández Rojas, Xinia Elena
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: 2015
Acceso en línea: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/avancesan/article/view/1624
http://hdl.handle.net/10669/13402
Sumario: El presente estudio tiene como objetivo determinar  el consumo de frijoles y su relación con la ocupación  del jefe de hogar y algunas características de la  persona encargada de preparar los alimentos en el  hogar en una población rural (Jesús de Atenas) y una  población urbana (Tres Ríos de La Unión) de Costa  Rica. El tamaño de la muestra fue de 475 familias que  consumen frijoles (223 de la zona rural y 252 de la  zona urbana), de los cuales se entrevistó a la persona  encargada de la preparación de los alimentos. El  estudio reveló un consumo per cápita de frijoles de  37,5 g en crudo por persona por día (g/p/día). Este  consumo difiere por condición geográfica, siendo  mayor en zona rural (46,8 + 25 g/p/d) que en la zona  urbana (37,5 + 23 g/p/d) (F=18.031, p=0,000). En las  zonas estudiadas no se encontró asociación entre la  cantidad consumida de frijoles y la ocupación del  jefe de hogar, pero si se encontró asociación con la  escolaridad y la ocupación de la persona encargada  de preparar los alimentos. El consumo de frijoles es  significativamente mayor en la zona rural y esta asociado  a la escolaridad (p=0,000), mientras que en la  zona urbana el consumo esta asociado a la categoría  ocupacional (p=0,058) de la persona encargada de la  preparación de los alimentos. Las campañas de promoción  del consumo de frijoles deben considerar las  diferencias geográficas, el nivel de escolaridad y la  ocupación de quien preparara este alimento, de forma  que represente información que sea competente  culturalmente.